Desgrabación FADEA

Edith

A modo de introducción a los compañeros, son ex empleados de Fabricación Argentina de Aviones (FADEA), fueron despedidos en la era Macri y estamos peleando su reincorporación con ATE. En ATE tenemos historia en FADEA cuando se llamaba Industria Aeronáutica y Mecánica del Estado (IAME), ahí fue nuestro pilar fuerte de ATE y cuando fue la era privatizadora del menemismo que privatizaron a la Lockheed Martin ya ahí nos quedamos con una empresa privada. En el período de Cristina FADEA se convirtió en una S.A del Estado. Los compañeros Lucas y Francos les van a exponer de la historia lo que se puede traer al presente, lo que se puede hacer.

Lucas

Ante todo, queremos agradecer el espacio y quiero resaltar la imperiosa necesidad de, como la CNTI que abarca múltiples áreas de la industria, armonizarse y sobre todo de comunicarnos con todos desde todos los sectores que tengan que llevar la lucha.

Me parece necesario conocer lo que en cada organismo se produce, en el caso nuestro estamos hablando de aviones componentes, aeropartes y motores. Creo que una de las bases para lograr una soberanía industrial es comenzar a establecer puntos de unión y de encuentro entre la mano de obra y el producto realizado para luego poder realzarlo y respetarlo. Para mi es primordial establecer un gran sentido de pertenencia y desde ahí tener conocimiento integral de lo que se realiza, siendo convocados como operarios a los espacios de toma de decisiones y darle también un sentido más cultural y no tan frío desde la visión que puede tener la parte empresarial de los productos. Estoy de acuerdo que para que una empresa desarrolle un producto de índole soberano, el primer paso es una necesaria decisión política, pero no es posible si no le agregamos valor al producto que nuestras manos pueden realizar. Si seguimos considerando que la mano de obra de afuera apaga la nuestra me parece que este pedido de industria soberana es en vano, lo que quiero decir es que es necesario volver a realzar nuestra producción nacional.

Voy a hacer una reseña de lo que serían las políticas de soberanía, por ejemplo, YPF cuya fundación data de 1922 bajo la presidencia de Yrigoyen y tuvo en la compañía un presidente de la pensión Mosconi, la Argentina fue en aquel entonces el primer país en nacionalizar los hidrocarburos. Sin embargo, tenemos otros ejemplos notorios en el trabajo por la soberanía entre 1922 y 1930, hecho por un argentino que estaba doctorado en química especializado en geología, el fue responsable de descubrir los primeros yacimientos de uranio, de hierro y de litio. En este proceso, sobre el desarrollo estratégico y dándole el control popular, en 1927 se funda nuestra fábrica militar de aviones en Córdoba, lo que se conoce después como el instituto aerotécnico.

Franco

Muy agradecidos de que nos hayan dado este espacio para poder desarrollar nuestra experiencia. Voy a comentar un poco de lo que fue la fábrica militar de aviones. Nosotros en un principio tuvimos un crecimiento industrial que fue llevando a todo lo que es el modelo agroexportador a una figura mas industrializada, nos hemos apoyado como país muchas veces en las crisis que estuvieron pasando a nivel mundial, ya sea la 1era y la 2da Guerra Mundial, la crisis del ’30, y todo eso ayudo en muchos casos a que la industria fuera creciendo. Primero de manera privada y luego el Estado adquirió muchas de estas empresas y empezó a hacer un crecimiento, entendiendo que la industria tiene que ser soberana. Es acá donde nosotros como partícipes de la fabrica de aviones en 1941, los objetivos fueron incentivar el desarrollo y perfeccionamiento técnico de la producción aeronáutica, unir todas las industrias afines porque que se manejaba como muchas industrias pequeñas que las querían llevar a un objetivo mancomunado, y otorgar a la actividad un lugar importante vinculado a la defensa nacional  lo cual es algo que hacemos mucho hincapié nosotros por el hecho de que queremos que la defensa se produzca desde nosotros mismos. El ingeniero Juan Ignacio San Martín, Brigadier Mayor del Ejercito cuando se forma el IAME el queda a la cabeza y empieza a fomentar que esta industria aeronáutica crezca descomunalmente, ayuda muchísimo a que todo esto se de hoy en día y que a FADEA haya llegado a donde está en la actualidad, más allá de los traspiés que hubo sobre todo por la privatización de FADEA. 

Podemos llegar a hacer muchas cosas, es importantísimo que lo sepamos. Son tecnologías que en todo el mundo se están utilizando hace años, es más, nosotros en el año ’82 les dimos capacitación a gente de Brasil y fabricamos conjuntamente un avión que se llama el CBA-23. En el año 2005, luego de estar privatizada muchos años por Lockheed Martin, es cuando nos damos cuenta del atraso tecnológico que nos hizo una empresa de afuera, como apreciación personal creo que Lockheed Martin nos hizo un tapón tecnológico, no dejándonos avanzar. Es por esto que, en 2005, que estaba estatizada ya como FADEA, viene gente de Brasil a capacitarnos a nosotros, pagándole exorbitantes sueldos a esta gente porque se quedaron varios años. Nos dolió muchísimo, al tener un sentido de pertenencia muy grande con la empresa, ver que gente de otros lugares a los cuales nosotros habíamos capacitado nos venían a capacitar a nosotros y no nos venían a enseñar nada nuevo, nos venían a enseñar cosas que ya sabíamos solo que lo trabajaban con herramientas más modernas.

Volviendo a lo que es la empresa estaba al mando Ignacio San Martín, y fue una etapa muy importante porque es acá donde empiezan los crecimientos exponenciales de empresas productoras de insumos aeronáuticos. En 1941 había 5 empresas privadas que eran las que nos proveían de piezas de aeronáutica, en 4 años saltaron a 104. Los proyectos más importantes que tuvimos fueron la fabricación de aviones, hemos tenido la fabricación del Pulqui I que fue el octavo en el mundo y el primero en Latinoamérica, para demostrar la importancia de lo que llego a ser nuestra industria aeronáutica. Mas adelante, luego de la 2da Guerra Mundial, el presidente Perón empieza a invitar mucha gente de Europa, sobre todo Alemania, para adquirir las capacidades técnicas de ingeniería y poder hacer seguir creciendo esto. En este momento llegan ingenieros muy capaces y empiezan a desarrollar aviones. En Córdoba hemos llegado a fabricar 200 aviones en un año solamente para la fuerza aérea y vuelvo a hacer hincapié en lo bueno que es todo eso por el conocimiento. 

Hitos:

1947: Pulqui I

1948: se crea la Fábrica de Motores a Reacción, que funcionaría hasta el 4 de marzo de 1955, año en que fue fusionada con carácter experimental con la Fábrica de Motores de Aviación. Dentro de lo que fue la fábrica de aviones se habían armado lugares específicos para lo que es la fabricación de motores y esto tiró un crecimiento importantísimo en lo que refiere a motores porque más adelante, más allá de hacer productos aeronáuticos, empezamos a hacer productos automotrices, de tractores.

Todos los proyectos que venían del exterior se quedaron como soberanía nuestra y esos conocimientos que adquirimos con estos productos, luego los fuimos mejorando nosotros.

La fábrica de aviones en un momento llegó a producir 200 aviones, hoy en día en toda la fuerza aérea tienen 147 aviones en total en toda Argentina, de los cuales la mayoría están por entrar en obsolescencia y dejarían de estar en servicios. Macri hizo una compra de aviones para enseñarle a nuestros pilotos, siendo que tenemos la capacidad para fabricar estos aviones.

Luego de que pase todo esto se empiezan a juntar empresas para trabajar no solamente lo aeronáutico, aquí empezamos a trabajar con lo automotriz, con motores no aeronáuticos y es aquí donde nace el IAME. Esto genera un boom impresionante porque hace crecer la planta de trabajo de todo este sector en un 55%, dándole laburo a muchísimos compañeros.

Vamos a hablar un poco de las privatizaciones, voy a mencionar de lo que yo viví y de otra empresa que nos toca a nosotros muchísimo y que hoy en día la actual presidenta de FADEA está diciendo que no estaría de acuerdo con que produzcamos aluminio y que lo tenemos que comprar de afuera, lo que da a entender que no está en la línea del mismo grupo político al cual pertenece. Lamentablemente los aviones tienen que ser livianos y los metales livianos como el aluminio, que es el mejor, nosotros teníamos Lanusse (min 01:13:45) que producía aluminio y era la que nos proveía de todo el material para trabajar en lo que era IAME, en lo que era la FADEA, hoy en día se privatizó y conseguir esos productos es carísimo. 

En el ’95 se privatiza el área material Córdoba, pasa a manos de una empresa estadounidense: Lockheed Martin. Esta empresa viene a trabajar con nosotros, con la condición de que le compremos aviones a ellos para que ellos puedan trabajar acá y que nosotros le hagamos el mantenimiento. Traían poco trabajo para la cantidad de personas que había, en ese momento eran casi 2500 personas trabajando, se realizo un vaciamiento de la empresa y quedaron trabajando 860 personas, generándoles muchos problemas a los compañeros. Todo lo que se da en Lockheed Martin se produjo como tapón tecnológico, las capacitaciones eran prácticamente nulas, etc. 

Nuestro principal cliente era la fuerza aérea porque los contratos que se puedan hacer con empresas privadas no llegaban a ningún puerto, no sabíamos porque, cuando estaba Lockheed Martin. Más adelante, cuando se estatizó la empresa y empezó a ser FADEA S.A, se empieza a retomar algunos proyectos que se tenía vistos, que no estaban desarrollados por esto de que teníamos gente que no nos quería dejar seguir adelante. Es acá donde vimos que la empresa empezó a crecer y vimos un horizonte bastante lindo, recibir capacitaciones anuales, estar en constante actualización porque las tecnologías van variando a cada mes. Si nosotros pudiéramos trabajar esta empresa como fue en sus cimientos, yo creo que seríamos una de las empresas más grandes del mundo, y eso no se ve porque fuimos tildados de vagos, que éramos una empresa que estaba en déficit permanente. Creo que esta empresa es una de las mejores cosas que tiene Argentina para poder salir adelante, tenemos la capacidad para hacer lo que se nos ponga adelante.

Lamentablemente bajo la presidencia de Macri se optó por despedir a muchos compañeros, encubriendo muchas veces los despidos. Hoy en día un trabajo aeronáutico, con las situaciones que paso el país hace 3 o 4 años atrás, no se podía conseguir trabajo y somos muchos los compañeros que estamos capacitados, por eso estamos pidiendo volver a trabajar y cerrarle la boca a esta presidenta que dice que no tenemos la capacidad técnica para trabajar en donde estamos.

Edith

Nos queda pendiente, que tienen contratos en FADEA en los que le están haciendo de taller a, por ejemplo, LATAM, contratos para utilizar hoy la fábrica como taller y no como fábrica en sí. Por la reducción de personal que tienen no tienen la capacidad de industria para la construcción de aviones que si la tenían cuando tenían operarios. Los compañeros tienen licencias internacionales, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) otorga licencia para los empleados aeronáuticos, validando así junto a otras industrias de aviación las licencias que tienen los compañeros para trabajar. Tienen un potencial inmenso que no saben aprovechar desde la presidencia que hay hoy en FADEA, con la historia que tiene. Capacidad para crear la soberanía sobre la industria aeronáutica es impresionante lo que hay, no se lo sabe trabajar.