Experiencias organizativas de los macrosectores de la industria en América Latina

La Coordinación Nacional de Trabajadores de la Industria (CNTI) de la CTA-Autónoma participó este miércoles de un conversatorio virtual organizado por la Confederación Nacional de Metalúrgicos de la CUT-Brasil del que participaron referentes sindicales de México, Brasil y Argentina.

Durante dos horas, referentes sectoriales de la región debatieron sobre “Experiencias organizativas de los macrosectores de la industria en América Latina”, organizado por la Confederación Nacional de Metalúrgicos (CNM-CUT) y la Fundación Ebert (FES), que contó con la presencia de Adolfo Aguirre, secretario de Relaciones Internacionales de la CTA-Aútonoma y coordinador de la CNTI; Kelly Galhardo, secretaria de Políticas Sociales y coordinadora del Colectvio LGBTQI de la CNM; Jesús Abundez, coordinador nacional de la Federación de Sindicatos Independientes del Sector Aerespacial, Automático Autopartes y Neumático (FSIAAAN); Pedro Wasiejko, secretario general de la Federación de Trabajadores de la Industria y Afines (FeTIA); y Maicon Michel Vasconcelos da Silva, secretario de Relaciones Internacionales de CNM.

Al inicio de su disertación, Aguirre saludó que “nos encontremos para seguir pensando y transitando esta difícil etapa histórica que nos toca vivir e intercambiar para seguir desarrollando nuestra clase en nuestros países”.

A continuación, se refirió a la constitución de la CNTI en julio de 2018: “Agrupa a sectores de la industria en el Estado y en el sector privado, con el objetivo de preservar las fuentes de trabajo ante la tercera ofensiva neoliberal, en la que la transnacionalzación de la economía juega un rol para torcer los rumbos progresistas de los países. En ese sentido, comenzamos a debatir qué tipo de desarrollo necesita el país, qué forma de articulación y complementariedad productiva tenemos en la región”.

Para el dirigente ceteatista “estamos en una etapa de creación política desde la clase trabajadora para utilizar las capacidades en ciencia y tecnología y para que el Estado juegue un papel importante en materia de planeamiento y desarrollo sustentable”. Y agregó: “Necesitamos un Estado que capture renta porque el comportamiento depredador transnacional deja poco para garantizar el desarrollo humano en nuestros países”.

“En CNTI logramos reagruparnos para trabajar en la formación, en la autoformación e información de cuadros para entender la realidad nacional e internacional. Hemos perfeccionado nuestra estructura y organizaciones, estamos coordinados por áreas para avanzar en producción, integración, soberanía y trabajo. Por eso, nuestra afiliación a IndustriAll porque el capitalismo globalizado requiere una respuesta globalizada desde los trabajadores, si los trabajadores tienen buena información toman mejores decisiones, son conscientes de la importancia de la solidaridad clasista y del intercambio entre organizaciones”, explicó Aguirre.

En su disertación también valoró la campaña de CNTI “De la materia prima hasta el producto final” que busca “recuperar la iniciativa nacional con campañas como el Triángulo del Litio, que conforman Chile, Bolivia y Argentina, para que el desarrollo de ese metal del futuro quede en nuestros países” y aseveró que “podemos hacer autos eléctricos en nuestro país, no tengo dudas”.

También valoró el rol de los estados nacionales ante la crisis pandémica del COVID19 que afecta al mundo: “Potenciar la Hidrovía, el proyecto del canal Magdalena, el desarrollo industrial son de interés estratégico y nos pone en perspectiva en la importancia del Estado y el gobierno. América Latina y el Caribe siempre estarán en disputa por sus riquezas y su posición geopolítica, y por la apetencia de Estados Unidos y China, por eso el rol político de la clase trabajadora es muy importante”, afirmó Aguirre.

Por último, Aguirre subrayó que “es un dato muy positivo encontrarnos porque la pandemia nos estaba dejando fuera de la visibilidad de los caminos que tenemos que recorrer”.